RESEÑA. DESCUBRA LA CUNA DE SU BMW i8.

LEIPZIG, ALEMANIA.

Desde el inicio del programa BMW i Pure Impulse en 2014, cientos de invitados han disfrutado de una vista especial entre bambalinas al lugar de nacimiento de su BMW i8, por lo que es lógico que el evento número 100 de BMW i Pure Impulse se celebrara aquí en Leipzig.

Invitados de ocho países, entre los que se incluyeron varios de Europa, Estados Unidos y Corea del Sur, asistieron a la edición de este año de uno de los eventos más destacados del programa.

A su llegada al hotel Westin de Leipzig les esperaba una gran recepción: se había aparcado un BMW i8 Roadster en el vestíbulo que atraía la atención de todos los huéspedes que llegaban.

El programa arrancó de inmediato: un grupo de asistentes fue conducido a la planta de BMW de Leipzig para asistir a talleres con expertos y a una visita exclusiva en profundidad, mientras que otros exploraron la ciudad con visitas guiadas personalizadas.

Por la noche, todos se reunieron para una cena de bienvenida en el restaurante Falco, de dos estrellas Michelín, que se encuentra en la planta 27 del hotel. Además de disfrutar de una fantástica cena de tipo cóctel de diez platos, los invitados también tuvieron ocasión de conocerse y de charlar con varios altos ejecutivos de BMW presentes, con la impresionante silueta de Leipzig como telón de fondo.

Al día siguiente, esperaba una agenda con más visitas a la planta, talleres y visitas a la ciudad. Además, los invitados tuvieron la oportunidad de conocer a otro miembro de la familia BMW i y la ciudad durante las pruebas de conducción con un BMW i3 o un BMW i8 Roadster.

El punto culminante del evento fue una cena de gala festiva en la Kunstkraftwerk, una antigua central eléctrica convertida en centro creativo, en la segunda noche del evento. Durante el aperitivo, los invitados se sorprendieron con un proyecto de arte de inmersión en 3D que no dejó indiferente y que logró que la noche empezara con buen pie.

Además de la excelente oferta de comida y bebidas, también hubo mucho entretenimiento: se proyectó el último best of de BMW i Pure Impulse antes de que Peter Henrich, vicepresidente senior de BMW Product Management, ofreciera a los asistentes su visión del futuro de la marca BMW i. Después del plato principal, el ponente invitado de la noche, Magnus Lindkvist, ofreció una imagen diferente del futuro: el futurólogo y escritor dio una visión cautivadora de cómo sería la vida, la sociedad y los negocios en los días venideros.

La fiesta se prolongó hasta altas horas, con los invitados bailando toda la noche al ritmo de la música de un DJ o disfrutando de charlas y copas en la vermutería.

Los invitados se fueron al día siguiente entusiasmados con lo que aprendieron, vieron y experimentaron en el transcurso del evento, y muchos de ellos ya están planeando asistir a otro evento en el futuro.