RESEÑA. NOS MUEVE LA PASIÓN. FÓRMULA E.

PARÍS, FRANCIA.

Mientras el inconfundible coche de carreras azul, blanco y negro de BMW i Andretti Motorsport pasaba a toda velocidad a través de las impresionantes y monumentales calles del centro de París durante la emocionante octava vuelta de la competición Formula E, los miembros de BMW i Pure Impulse observaban y disfrutaban de la electrificante atmósfera.

El día de la carrera llegaba después de una noche llena de revelaciones, hospitalidad de primera clase y el descubrimiento de los últimos modelos BMW en la tienda de la marca BMW George V, que se transformó en un evento privado exclusivo para miembros. Después los invitados especiales del equipo de trabajo BMW Formula E se reunieron para una sesión de preguntas y respuestas, en la que los invitados tuvieron la oportunidad de hacer preguntas al jefe del equipo, Roger Griffith, los pilotos Antonio Felix da Costa y Alexander Sims, así como al piloto de pruebas Beitske Visser – una oportunidad única llena de información exclusiva.

A la mañana siguiente, los miembros de BMW i Pure Impulse se reunieron en la BMW Race Suite bajo la impresionante arquitectura del complejo Dôme des Invalides. El grupo dio un paseo por la calle de boxes y tuvo la oportunidad de estar cerca de los equipos y oficiales, así como de los coches BMW puestos a disposición por Formula E, como los coches médicos y seguridad. Después los invitados visitaron el estand de BMW i, cuyo punto central es BMW i Vision Dynamics.

Durante las sesiones on-track, los miembros disfrutaron de deliciosas comidas y aprovecharon la oportunidad para descubrir el distrito 7, incluido E-Village, el museo militar y la tumba de Napoleón, que es la atracción principal del Dôme des Invalides. Después de una carrera llena de eventos, la mayor parte de los miembros aprovecharon la extraordinaria hospitalidad de la BMW Race Suite, antes de irse de la ciudad de la luz cargados de recuerdos inolvidables.