RESEÑA. COMPITIENDO BAJO LA ESTRELLA DEL NORTE.

ROVANIEMI, FINLANDIA.

Esta experiencia cargada de adrenalina comenzó cuando, a primera hora de la mañana, una flota de BMW recogió a los dos grupos de conductores de Europa, Rusia, Canadá, Singapur y Estados Unidos que habían viajado al círculo polar ártico y que disfrutaron de un increíble circuito de conducción en Laponia.

Lo que cautivó a los propietarios de BMW i8 no fue solo la experiencia de todo un día conduciendo sobre hielo con maniobras emocionantes, frenadas de emergencia y evitando los sobrevirajes y los derrapes, sino también que los coches que manejaron eran lo mejor de lo mejor, con el BMW i8 y diferentes modelos de BMW X Drive, incluido el 140i M, increíblemente ligero. También cabe destacar el nivel del entrenamiento, con instructores como Jarkko Miettinen, un antiguo piloto de rallies, y Riku Tahko, piloto de carreras finlandés y embajador de marca BMW i, que prestó su apoyo.

Después de una sesión matinal en la que se acostumbraron a los vehículos en diferentes partes del terreno de entrenamiento, los asistentes se aventuraron sobre la pista para probar la experiencia real de conducción en rally. Por la tarde también hicieron uso de una amplia zona de derrape en la que los miembros tuvieron la oportunidad de probar el BMW i8. Para terminar el día, se organizó una carrera cronometrada en la que se entregaron premios a los ganadores.

La noche se centró en una deliciosa cena de tres platos, servida en el restaurante Arctic Boulevard, con reno como plato principal, seguido de una abundante sopa de salmón como parte del gran banquete, y que puso de manifiesto la excelente comida de la que se disfrutó durante todo el evento.

La oferta culinaria añadió un sabor local que luego marcó el segundo día de eventos, con una naturaleza deslumbrante y silenciosa a disposición de los miembros de BMW i Pure Impulse que proporcionó un contraste de tranquilidad con respecto a las emociones de los días anteriores. Los asistentes fueron obsequiados con una visita a una granja de renos seguida de una estupenda travesía con renos por el paisaje ártico, antes de pescar en hielo en mitad de un lago helado.

De la parte social del fin de semana, no podemos olvidar la cena común en el restaurante Sky Ounasvaara, con sus amplias vistas sobre el increíble entorno ártico, donde ambos grupos se juntaron y tuvieron la oportunidad de conocerse mejor en compañía de Riku Tahko, por cuenta de BMW. Los miembros de BMW i Pure Impulse dejaron el norte con recuerdos de una experiencia llena de acción, así como una chaqueta de la marca BMW, un certificado de conducción enmarcado y un recordatorio de Rovaniemi.