ASIA. SIEM REAP, CAMBOYA.

AMANSARA.

Con la discreta opulencia merecedora de la realeza, no sorprende que Amansara fuera construido originalmente para alojar a un monarca. Como el difunto rey Sihanouk ya no necesita su casa de huéspedes cerca de Angkor Wat (la mayor estructura religiosa del mundo), ahora el edificio ofrece a sus visitantes doce suites, un spa, jardines privados y una tranquila piscina. Los lugares locales imprescindibles de visitar abundan, como el imponente Angkor Wat, los vibrantes mercados o gracias a los recorridos en helicóptero que ofrece el hotel, podrá conocer los templos cercanos a la frontera con Tailandia y disfrutar desde otro ángulo las escénicas vistas camboyanas.

Detalles